Paraguas rotos…

La tierra necesitaba agua y la lluvia cayó fuerte en las últimas semanas. En uno de esos días grises, al mediodía, sentí la necesidad de hacer terapia. Agarré la cámara, me subí al metro y me bajé en alguna estación (Begonia). El viento soplaba con intensidad y las gotas caían copiosamente. Después de la lluvia se sucedían los caídos, paraguas rotos entre la inmediaciones de las Cuatro Torres y el Hospital de La Paz.

Madrid, marzo de 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s